Punto de encuentro

El pasado jueves pudimos disfrutar del XXI Festival Internacional de Música Electroacústica “Punto de encuentro”, un concierto para cuarteto de saxos, electónica y vídeo, con la participación de Rafael Liñán. La representación, que comenzó a la hora prevista, incluyó diferentes piezas de compositores de la AMEE como Alberto Etxeberría, Roberto Pineda o Joaquín Medina, con la firme idea de difundir este desconocido repertorio, con obras de música electroacústica española. El Edificio de Nuevas Tecnologías de la Facultad de Bellas Artes de la UGR fue el punto de encuentro para este evento enmarcado en el Ciclo “Otras Músicas” de la Cátedra Manuel de Falla. El lugar, a pesar de disponer de todos los medios necesarios, tenía un aforo demasiado reducido y la visibilidad de algunos asistentes era más que dudosa. 

Para el concierto se contó con la intervención del compositor, creador y realizador de conciertos didácticos, narrador, cantante e instrumentista Rafael Liñán con un doble rol: performer del concierto y compositor de una de las obras programadas. Además, el cuarteto de saxofones Ensemble Sinoidal, un conjunto instrumental formado en 2013, cuyos componentes son especialistas en la interpretación de música de los siglos XX y XXI. 

El programa estuvo dividido en dos partes y sufrió un cambio por problemas técnicos con los medios: la obra Modules de Alejandro Gómez – Lopera fue interpretada en la segunda parte en lugar de realizarse antes del descanso, como se tenía previsto. En el repertorio interpretado, pudimos observar propuestas muy diversas: obras donde lo visual jugaba un papel fundamental (Fuego #2 de Pedro Guajardo), piezas con  mayor peso de la sección instrumental (Latidos de la gran ciudad de Roberto Pineda) o trabajos donde primaba la improvisación del performer (Badlands to the skies de José López – Montes y Charlotte Hug). En esta última la intensidad de la performance llegó a tal extremo que el propio José López – Montes se vio obligado a comenzar el aplauso y señalar que la obra había concluido. 

La respuesta del público fue muy positiva, a pesar de la longitud del concierto (diferentes problemas técnicos propiciaron que se alargara más de lo previsto). Un evento muy recomendable para aquellos que disfruten de las propuestas relacionadas con las Nuevas Tecnologías, especialmente para los amantes de la música electroacústica. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar