La música gruñe

QUÍTALE la música a tu vida y ¿qué te queda? Aún en el supuesto de que lográramos aislarnos por completo del sonido (John Cage no lo consiguió), nos quedarían las músicas que gruñen en nuestro interior. Hay unas cuantas melodías (dentro de cada uno) sin las cuales iríamos desnudos por la vida.

ADEMÁS, estas músicas se mezclan dentro de nosotros (como un cocktail) sin las etiquetas que se utilizan para comerciarlas (Pop, Rock,… hasta las más recientes de… COMPLÉTALO).

La música está EN TODAS PARTES (calles, bares, salas, auditorios, estadios…) o debería estarlo (colegios, institutos, centros universitarios,…) Cada uno la vive a su manera, pero … el que más y el que menos, ha hecho sus intentos de intérprete (aunque sea en la ducha), compositor o público enloquecido (ya lo tenía Orfeo).

Esta revista quiere rescatar los GRUÑIDOS DE MÚSICA de los alumnos de Historia y Ciencias de la Música de la Universidad de Granada [musicagrrrrrrrrr],  de todos aquellos que se atrevan a leerla y de los que, rompiendo barreras (que no el apellido de  nuestro director) se conviertan en protagonistas, redactores, comunicadores, fans, lectores, aficionados, convencidos o simplemente, quieran gruñir con nosotros.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar